Muelas del juicio retenidas, síntomas y causas

[fa icon="calendar"] 08-jun-2022 2:45:00 / por Dr. Alfredo Sakar

Dolor por muela del juicio

Los terceros molares, a los que también llamamos muelas del juicio, aparecen entre los 14 y los 25 años. Es decir, cuando la persona está completamente desarrollada.

La erupción de estas muelas puede ser causa de ansiedad en algunas personas, porque se tiene la creencia que es un proceso doloroso y traumático.

Sin embargo, hay casos en los que las personas no tienen problemas para que las muelas del juicio erupcionen porque encajan perfectamente en la boca.

Pero en otros casos, no hay suficiente espacio en la mandíbula para crecer o reaparecer espontáneamente. A las muelas que les sucede esto, se les llama muela del juicio retenida.

Sigue leyendo y conoce sobre estas muelas y como cuidar los dientes con esta condición para lograr tener dientes perfectos.

 

Síntomas de las muelas del juicio retenidas

Las muelas del juicio retenidas no siempre causan síntomas. Sin embargo, cuando una muela del juicio impactada se infecta, daña otros dientes o causa otros problemas bucales, es posible que experimente algunos de los siguientes síntomas:

- Encías rojas o hinchadas.

- Sensibilidad en las encías y pueden sangrar.

- Dolor de mandíbula.

- En el área alrededor de la mandíbula puede haber hinchazón.

- Mal aliento.

- Sabor desagradable en la boca.

- Dificultad para abrir la boca.

 

¿Qué causa las muelas de juicio retenidas?

Las muelas de juicio retenidas suceden cuando no tienen suficiente espacio para salir o crecer normalmente.

Una muela del juicio impactada puede erupcionar parcialmente para que se pueda ver parte de la corona (incisión parcial), o puede que nunca salga a través de la encía (incisión completa).

Tanto con la retención parcial como con la total, al diente le puede pasar lo siguiente:

- Crece en ángulo con el siguiente diente (segundo molar).

- Crecen en ángulo con respecto a la parte posterior de la boca.

- Crecen perpendiculares al segundo diente, como si la muela del juicio estuviera "apoyada" en el segundo molar.

- Crecen hacia arriba o hacia abajo como cualquier otro molar, pero impactados en el hueso.

 

Cuidado y prevención de las muelas del juicio retenidas

Los dientes retenidos no se pueden prevenir, pero si visitas a tu dentista frecuentemente (cada seis meses) para limpiezas y controles, puede revisar el crecimiento y la apariencia de tus muelas del juicio.

También pueden recomendarte radiografías dentales regulares, pues permiten detectar una muela del juicio impactada antes de que aparezcan los síntomas.

Si su dentista descubre que pueden estar afectando su salud oral, generalmente recomendará una cirugía menor para eliminarlas.

En esta pequeña intervención se abre el tejido de la encía que cubre el diente para poder extraerlo. En ocasiones, también se puede optar por cortar el diente en varios trozos más pequeños para facilitar el proceso. Una vez extraído el diente, la herida se sutura.

Después de la cirugía, el área puede estar hinchada y ligeramente dolorosa. Hasta entonces, querrás saber qué puedes hacer para aliviar el malestar y evitar complicaciones.

Sigue estos consejos de cuidado posterior a la extracción:

- Aplica compresas frías en las mejillas durante unos 15 minutos con la frecuencia que desees.

- Realiza gárgaras con agua salada cada 2-3 horas. Si es necesario, puedes tomar analgésicos para aliviar el dolor (consulta con tu dentista).

- Los alimentos fríos como los helados ayudan a reducir la inflamación en esta zona.

- No hagas movimientos bruscos.

- Evita hacer ejercicio durante 1 semana.

 

Si has notado que tus muelas de juicio están por salir o quieres conocer si ya están próximas o si vienen bien, lo mejor siempre será visitar a tu dentista. En Sakar Dental tenemos los mejores especialistas que te ayudarán en el seguimiento de estas piezas dentales. Agenda tu cita hoy.

QUIERO AGENDAR MI CITA

Escrito por Dr. Alfredo Sakar